Hoy, unas de las etnias más importantes del país (y la más grande) está de fiesta, por eso Ramo quiere invitarte a ser parte de esta gran experiencia donde además de conocer su cultura, sus hábitos, también lograrás conectarte con los ancestros, dándole paso a tu lado espiritual. Haremos un viaje desde cero, contigo que estás leyendo este artículo en casa, en el bus, en la oficina o en la U para que decidas vivirlo por ti mismo.

Lo primero que debes saber es empacar tus cosas para esta expedición, pues el calor, las largas horas de viaje y las múltiples actividades exigen un equipaje pensado y ligero: ropa cómoda, muchísimo bloqueador y buen apetito, pues la familiaridad que tienen hace que no solo se vuelva atractivo para nosotros; extranjeros y demás son antüshii (bienvenidos por si no leíste el título).

Llegarás a la Guajira, más precisamente a Riohacha donde allí deberás agarrar un colectivo a Uribita (llega muy temprano, pues no pasan muchos colectivos hasta allá), luego de recorrer 92 km serás recibido por una temperatura aproximada de 34 °C. Podrás alojarte en hoteles, hostales o vivir la experiencia completa en los ranchos artesanales que alquilan (pero en fiestas es difícil encontrar disponibles).

Listo, llegaste. Desempacaste y estás preparado para la aventura. Todo parte en la ceremonia de apertura donde la tribu hace sonar un kaasha o tambor con el que bailan la yonna.

Posterior a esto, los wayuu (colombianos y venezolanos) les abren las puertas a todo el mundo para que se sumerjan desde el 31 de mayo hasta el 2 de junio en su forma de vivir. Existen competencias donde la tribu demuestra sus fortalezas en el dominio de juegos propios y comunes en el continente, estos son: tiro al arco, desafío de cardón, lucha libre, trompo, tiro con honda, juego de las piedras, carrera de caballos, carrera de burros, figuras de barro y figuras de hilo.

La comida tampoco se hace esperar, en estos 3 días se podrán saborear los platos típicos como el asado de chivo y la chicha tradicional elaborado por mujeres de los ranchos. Allí, aparte de poder observar una exhibición gastronómica, los nativos sacan cerámicas, instrumentos autóctonos, ropa, accesorios y hasta espacios de medicina tradicional para que todo visitante no olvide llevarse un pedacito de esta colorida cultura.

Shiip Oujira´awaa majayutnuu o mejor conocido como la Majayut de Oro es un concurso que integra a toda la región, allí varias mujeres de la comunidad y durante los 3 días pasarán diferentes pruebas donde demostrarán ser las más conocedoras del folclor, el idioma, las indumentarias y los temas sociales que vive la región, convirtiéndose por un año en su representante cultural.

El cierre, como en todo festival es por todo lo alto: icónicos cantantes de la región hacen un gran concierto para despedir esta fiesta que enmarca el rescate, fortalecimiento y preservación de su hermosa cultura. Así como los wayuu, Ramo también celebra cada día el hecho de ser tradicional, autóctono y nuestro; siendo también ese sabor obligado para el extranjero, el orgullo del nacional y el sabor que nos representa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario